13dic/100

Pesca en Alicura, Pichi Leufu y Limay

Hola a todos!!

Diciembre empezó con tiempo muy inestable y ventoso.  Y bajas temperaturas. Una constante que ha ocurrido en nuestras salidas son situaciones de tormenta que no llegan a formar lluvia.  Pero reducen la presión atmosférica.  Y con ello, el pique.

274

Los únicos momentos que tuvimos buena pesca en los ríos que visitamos fue precisamente cuando la situación de "tormenta" disminuyó.  He comentado esto con varios guías y les pasa lo mismo...aún en los lagos!!!

Las últimas semanas estuvimos pescando en Alicura, Pichi Leufu y Limay.
Alicura es una cuenta pendiente del último news....  Fuimos un domingo con mucho calor.
Apenas llegamos (hacia el mediodía) nos dimos cuenta que la situación no daba para un excelente día de pesca.  Nos encontramos con una enorme cantidad de predadores (no pescadores) que sacaban cada uno de los peces que pudieran cobrar.  Por supuesto, con carnada, masa, lo que sea....  Parece mentira que los guardapescas de Neuquén no hagan más visitas a fin de impedir tal depredación del recurso.  El nivel es tal que ya se está notando en el tamaño promedio de los peces...

Volviendo al tema pesca, nos encontramos con un nivel de aguas normal pero con poca actividad en el agua.  La mayoría de los piques eran "falsos" es decir, apenas si probaban y escupían la mosca o cuchara.  Debo decirles que ese día fui a pescar con Yogui, un amigo que pesca con cuchara.  Yo lo hice con las dos modalidades.  Utilicé cuchara a fin de probar si los peces se ubicaban más lejos de la distancia de mosca, pero no fue así.  La mayoría de los pocos piques que tuvimos fueron bastante cerca de la costa, en profundidad.

Así pasó el tiempo hasta que a las 5 pm empezó el pique.  Allí obtuvimos, en una hora, unas 6 piezas.  Todas AI, gorditas, no demasiado grandes, en aproximadamente 700 grs.  Las mejores cucharas fueron las voladoras "Mepz".  Caras, pero las mejores.  La mejor mosca, bugger naranja usando línea sink tip.  Hacia las 6 pm le pique mermó notablemente.  Sólo "los predadores" lograban extraer piezas a base de masa y lombriz.  Aún así tuvimos un par de piques perdidos.  Luego de un tiempo decidimos movernos hacia la zona del desemboque del arroyo en el lago.  Hacia las 7 pm es común que el cardumen se acerque hacia este lugar.

Cuando llegamos parecía la Costanera Norte de Baires.  Un pescador al lado del otro...  MMmm, vamos hacia ese lugar que dejaron libre dijimos.  Paradójicamente resultó ser el sitio donde se ubicó el cardumen.  De este modo, ya en los primeros casts logramos una pareja de AI en doblete (macho y hembra) del mismo peso: 1,3-1,4 kgs.  Dos bellezas salvajes que rápidamente fueron devueltas al agua...ante el estupor de los "predadores".  A partir de allí Yogui siguió sacando una trucha detrás de la otra y como observé que había actividad en superficie decidí ponerle una ninfa a mi caña #4.  Línea de flote. Líder de 9´y una pequeña Prince en #12 fueron la clave de lo mejor de la tarde.

No se pierdan la oportunidad de pescar con ninfas en un lago cuando hay actividad en superficie.  Hay que hacer el cast, esperar unos 10 segundos para que se hunda y traer la línea despacio, muy despacio.  La manera en que toman los peces, es maravillosa.  La sensación de la tomada es única!!  Más aún con una pequeña caña.  Pruébenlo y luego me dicen...

Así, en un período de 2 horas cobramos unas 10 truchas cada uno y otras tantas perdidas. Una de ellas bien grande, de aproximadamente 2 kgs que se nos escapó de las manos en su último intento por salvar su vida.  Si supiera que la íbamos a devolver igual...  Tal vez la hubiéramos tenido en fotos.
En pocas palabras, Alicura siempre te da momentos de alegría.  Con luna llena, con mucha gente, con lluvia.  Siempre!!
Sólo hay que conocerlo y aprovechar los mejores momentos.  Y además...nunca llueve!!
Ideal para ir cuando en Bariloche el clima está malo.

Visitamos el Pichi unas cuantas veces, 3 en total.  Algunas lo hicimos en su curso Superior, en la Pilila; otras, cerca de la ruta 23 que va a Pilcaniyeu.  En todas las excursiones nos tocó tiempo nublado y viento, muy inestable para la zona.  Además las temperaturas fueron bastante bajas lo que no favorece las eclosiones masivas que suele haber en este delicioso río.  En todas las situaciones fuimos con clientes extranjeros, que para nuestra "suerte" pescaban muy bien.

La mayoría de las veces lo hicimos con líneas de flote, largos líderes y ninfas pheasant tail BH en #12-14.  La diferencia de tamaño la adecuábamos al lugar de pesca.  En pozones profundos (2 m ó más) usábamos las chicas.  En correderas o entradas a pozones las más grandes.  Debo reconocer que el Pichi está difícil.  Tal vez el nivel de aguas -bajo para la época- no favorece mucho la presencia de peces de buen tamaño.  No obstante, y como siempre digo, el Pichi es el río que nos enseña; que nos obliga a poner todo nuestro conocimiento de pesca.

Cuando las cosas se ponen difíciles hay que recordar todo lo que sabemos y experimentar cada metro del río.  Así fue.   Pescamos piedras en plena corredera, calculando  deriva. Buscamos con cuidado en los pozones, primero en la entrada, luego en el cuerpo y en la salida hacia la corredera.

Sin dejar de lado la "línea de corriente", allí donde las truchas se ubican para recibir el alimento con el menor esfuerzo posible.  Socavones en correderas, en flats, adelante y detrás de cuanta piedra hubiera en el río fueron los lugares que pescamos.  Y los resultados fueron más que satisfactorios.  Si bien el clima no favoreció la pesca, cada vez que fuimos al Pichi le sacamos 12-14 truchas, la mayoría AI en 200-400 grs de peso.  La experiencia de pesca en estas últimas visitas fue maravillosa.  Primero, porque tuve que esforzarme para encontrar los peces, y sobre todo por los clientes; que repitieron al pie de la letra mis indicaciones...y con una calidad técnica notable.

Pescar un socavón o piedra en una fuerte corredera con viento de costado no es simple.  Cada pez que cobramos fue una fiesta, sobre todo para nuestros "invitados" y ni que hablar para nosotros, que sabíamos que estábamos haciendo bien las cosas.  Maravillosos días...

Pescamos el Limay en 3 oportunidades; en excursiones de 1/2 día y día entero.  El nivel de aguas del río está bajo para la época.  Es como si estuviera con los niveles de Enero.  A esto se suman las bajas temperaturas que no favorecen el deshielo.   Como les dije al principio de esta nota, el clima se presentó siempre tormentoso, con viento y baja presión.  Esto no favoreció la pesca en las salidas de medio día, cuando no hay demasiadas posibilidades de cometer errores.  Máxime, si los clientes son noveles pescadores.

En la primer sección -de la Boca a Rincón Chico- el pique está realmente malo .  Las situaciones de pique se dan en el último tercio: desde el Pozón del Conde en adelante.  Las veces que pescamos en medio día obtuvimos algunas pequeñas (700 grs) AI usando ninfas Ph Tail o Prince en tamaños #10-12 siempre en correderas o zonas de baja profundidad o detrás de alguna piedra en superficie.  Los pozones usando hundimiento y grandes streamers no nos dieron resultados hasta el momento.  Ya va a mejorar el clima...

La segunda sección -de Rincón Chico a Los Pinos- está bastante mejor.  En salidas de día completo hemos obtenido todas Marrones (600 - 700 grs promedio) usando streamers o imitaciones de minows en #6.  Aunque costó sacarlas de sus spots.  Todas se ubicaron en pocket waters (pequeños remansos detras de piedras o pegadas a los arboles).  Los pozones no nos dieron resultados cuando es usual encontrarlas allí, sobre todo con aguas rápidas.

En ningún momento se dieron eclosiones ni actividad en superficie, de modo que tuvimos que limitarnos a usar streamers y/o ninfas lastradas.  Probamos, por supuesto, con secas (caddis en #12 y attractors en #8) lanzando pegado a la costa, entre los árboles.  Pero no tuvimos resultados.  Por experiencia propia y comentarios de otros guías, el buen pique se dio cuando el clima mejoraba.  En algunas situaciones han clavado piezas muy bonitas (2,5 kgs) usando secas en algunos grandes pools.  Personalmente todavía no he logrado buenos resultados en el río para la época.  Espero que el clima empareje un poco y con ello la pesca.
Como sabrán la pesca es mitad suerte y mitad conocimiento.  Pero la suerte tiene mucho que ver.

Estar en un buen pool en el mismo momento que se encuentra un gran pez...pero hay que saber engañarlo.  Por eso esto se llama pesca.  Y por eso nos atrae todos los años a los mismos lugares en busca de nuevas emociones.
Esperamos ofrecerles más experiencias en la próxima entrega.

Lic. Eugenio Rivademar
Lagos & Rios
Fishing  Adventures
www.lagosyrios.com.ar

Comentarios (0) Trackbacks (0)

Aún no hay comentarios.


Leave a comment

Aún no hay trackbacks.