23jun/111

Informe Temporada Limay Medio 2011

Para hacer un análisis completo de lo que dejó esta temporada, necesariamente debemos hablar de un sinnúmero de temas que condicionan el resultado de nuestras jornadas de pesca.

CAUDAL DEL RÍO

Comienzo con este aspecto ya que lo considero fundamental a la hora de analizar nuestras jornadas de pesca y la forma en que el mismo nos condiciona.

Teniendo en cuenta que el Limay Medio se encuentra a escasos kilómetros de nuestra localidad, lo cual nos permite acceder al mismo con facilidad, ello nos permite vivir de cerca, más allá de los informes de caudales que brindan las autoridades correspondientes, el estado del río en relación a la variación de caudales y la pesca.

Todos sabemos que el caudal del Limay Medio Zona II y III es regulado por las represas de Piedra del Águila y Pichi Picun Leufú, en este sentido podemos decir que en general desde el inicio de temporada, salvo excepciones, el caudal del río en dichas zonas permaneció en valores mínimos que oscilaron entre 200 y 400 metros cúbicos por segundo.

Sabemos que en el mes de Noviembre las arcoíris están recuperándose del desove que en general comienza a principios de la primavera. Por ello a principio de temporada solemos encontrar grandes concentraciones de ellas alimentándose en los diferentes brazos del río, especialmente en las zonas más oxigenadas, correderas bajas y correntosas que acarrean gran cantidad de comida.

Particularmente en esta temporada días antes de su inicio, el caudal del río sufrió grandes y bruscas variaciones lo cual ocasionó que al bajar el caudal de agua, grandes cantidades de ejemplares de arcoíris de importante tamaño quedaran baradas en pequeñas lagunas cercanas a la represa de Pichi Picun, dentro del sector de la Zona II del Limay medio en la margen de Neuquén (entre el puente y la casilla de aforo)

En las fotos sacadas el 3 de Noviembre 2010, podemos apreciar el estado de los salmónidos   que llevaban allí varios días expuestos a altas temperaturas y falta de alimentación.


“Impacto ambiental de las grandes represas en el Limay Medio”, tema por demás complicado de abordar que no podía dejar de mencionar. Para los que estén interesados en ahondar en el mismo pueden recurrir a la página de la APMN en la cual los Lic. Santiago Bassani y Guillermo Blasetti y el Téc. Ambrosio Espinós presentan un estudio por demás interesante de este tema. Se los recomiendo.

Avanzada la temporada, más precisamente el fin de semana posterior a Semana Santa, debido a las primeras lluvias y al acopio de agua en la represa, esta comenzó a erogar más de lo habitual hasta ese momento.

Durante los días de semana el caudal del río ascendió a 800 a 1000 m3 por segundo descendiendo los fines de semana a 300m3 de promedio.

Sin duda que estas variaciones del caudal afectan directamente nuestra jornada de pesca, debiendo adecuar  nuestros equipos, forma de pescar y elección del lugar para vadear.

Durante el mes de Abril, especialmente los días de semana, debido al gran caudal de agua, la Zona II del Limay Medio, apetecida por todos,  ya que la concentración de grandes marrones la posiciona en uno de los mejores lugares de pesca de estos ejemplares,  se torno imposible por la dificultad para vadearla y poder hacer llegar nuestras moscas a la boca de las marrones.

En cambio los fines de semana, con caudal bajo, el acceso a esta zona se facilita, pero la cantidad de pescadores que por momentos se acumulan en tan pequeño sector es alarmante, prácticamente no se puede pescar.

Continuo convencido que fue un gran acierto vedar esta zona a partir del 1ro de Mayo.

SECTORES MÁS RENDIDORES

Si bien el Limay Medio se ha hecho la fama de río de fin de temporada y grandes marrones, los que tenemos la oportunidad de pescarlo durante todo el año sabemos que la pesca de inicio y mediana temporada  permite LA pesca de arcoíris con equipos livianos y moscas secas y/o ninfas. La calidad, cantidad y porte de las arcoíris las transforma en un desafío sin igual, especialmente con el río bajo desde inicio de temporada hasta los meses de febrero o Marzo (dependiendo del clima).

Los sectores que más rinden son los brazos menores que se desprenden del cauce principal, tales como los del sector de la bocatoma, las islas de tapia, el sector del durazno y muchos otros más río abajo, ni hablar de las islas de Taux o bajada colorada.

En el cauce principal se las puede pescar en el sector próximo a la orilla, aprovechando los momentos de eclosiones de insectos como las caddis o mayflies.

Cuando tenemos la oportunidad de ver la actividad de estas truchas nos damos cuenta de la cantidad de ejemplares de arcoíris que pueblan el Limay medio.

La forma de pescarlas no defiere de las del resto de los ríos de la Patagonia,  ya que nos encontraremos con brazos menores en los cuales moscas secas como la Irresistible y Yellow Humpy (Nº8 al 12), Goddard Caddis (Nº10 al 14), Sparkle Dun (Nº 14 al 18) y las clasicas chernobyl de diferentes tamaños colores y modelos son muy efectivas y ninfas como la Brown & Peackock, Prince, Hare´s ear Bead Head, Pupas de Caddis y Montana entre números 8 y 14 , Emergentes de caddis y mayflies (Nº 12 al 16), nos brindan excelentes resultados.

En la medida que el clima va cambiando y avanzando la temporada las arcoíris van dejando sus lugares habituales para dejarles el lugar a las grandes marrones quienes por su tendencia territorial se encargan de alejarlas.

Antes de hablar de  “fin de temporada” creo importante aclarar que entendemos por “final de la temporada”, ya que si bien lo podemos relacionar con la época del año, es cierto que en general también lo relacionamos con la aparición de las grandes marrones.

Si tomamos este último criterio entonces podemos decir que el final de temporada ya comienza a principios de Febrero. Afirmamos esto ya que en esta época tenemos la oportunidad de capturar las primeras marrones migratorias fácilmente identificables por su coloración plateada, color que adquieren por estar relativamente poco tiempo en el río, ya que recién inician su remonte luego de salir de aguas abiertas (lago El Chocón), coloración que con el transcurrir del tiempo se torna en el Marrón que las caracteriza.

Este año no fue la excepción, ya en Febrero comenzamos a capturar hermosas marrones migratorias las cuales remontan acardumadas por lo cual es común tener varias capturas en un mismo lugar.


Para aquellos pescadores que han tenido la oportunidad de visitar este gran río en los últimos meses de la temporada deben haber escuchado nombrar los siguientes sectores como los más rendidores para capturar grandes marrones:

Comenzando desde el inicio de la zona II:

•    Desde el puente hasta el cable carril de la casilla de aforo (Zona II)
•    Toda la recta de “Martínez”, hasta la corredera de los tontos.
•    La cola del posón del 2do cable carril.
•    La bajada del camping de Fortín Nogueira.
•    La isla de las gaviotas.
•    El corral de los chivos.
•    El “chorro” al frente del colectivo.
•    La bocatoma, sector de salida de embarcaciones donde está la gruta.

Todos estos sectores, cada uno con sus características especiales que los distingue unos de otros por su forma de pescarlos, no fueron la excepción en esta temporada a la hora verificar en que lugares se capturan las grandes marrones.

Sintéticamente podemos mencionar que en general, más allá de las características especificas de cada lugar, hay aspectos en común en cada uno de ellos, se trata de sectores de mediana profundidad, corriente moderada  libre de obstáculos y fondo pedregoso.

Esta demás mencionar que todos estos sectores sufren transformaciones de acuerdo al caudal del río situación que favorece o desfavorece su rendimiento como pesquero. Algunos en estas circunstancias solamente pescables flotándolos.

EQUIPOS Y TÉCNICAS DE PESCA

Teniendo en cuenta que por lo general las grandes marrones están pegadas al fondo del lecho del río, ya que mientras remontan se van deteniendo en los lugares clásicos de pesca antes mencionados,  hasta establecerse definitivamente en los sectores de desove, los cuales en su mayoría se encuentran dentro de la Zona II y entre el puente y la represa de Pichi Picun, la técnica de pesca básicamente consiste en barrer el fondo con nuestra mosca, ya sea en deriva controlada o tensionando nuestra línea. El ángulo de lanzamiento dependerá de la velocidad de la corriente y profundidad del sector a pescar, debiendo corregir la línea luego del lanzamiento para evitar “la panza” y soltando la línea restante para dejar derivar y profundizar.

Para ello debemos contar con equipos potentes, líneas de hundimiento rápido con líderes cortos, no más de 1 metro aprox. , tippet no menor a 0X y moscas grandes anzuelo 2 a 6, lastradas en colores tradicionales como el marrón, verde oliva, negro, blanco, con brillos. Particularmente  prefiero moscas largas y finas, más que cortas y voluminosas toda la variedad de grandes streamers rinden muy bien.

El equipo puede variar en función del gusto y la destreza del pescador, en general caña no menor a 6 o 7 de acción rápida, de no menos de 9 pies, es la más recomendado para la captura de grandes marrones.

Las líneas más usadas son las de tipo Shooting Taper de hundimiento extra rápido 9 o 10 Tippet V o VI, dependiendo del poder de la caña. Se recomienda utilizar amnesia fina lo cual mejora nuestra distancia de lanzamiento.

En general, a final de temporada no hay horarios preestablecidos de piques, especialmente si la temperatura es baja, por ello debemos estar permanentemente concentrados en cada uno de nuestros lanzamientos  ya que si se trata de grandes marrones los piques son sorpresivos, seguidos de grandes corridas, saltos o paradas brusca que imprimen gran tensión a nuestros líderes los cuales deben estar en perfectas condiciones.

En cuanto al rendimiento de la pesca en los últimos dos meses de la temporada en general se puede decir que mejoro los días de mayor caudal especialmente los días de semana cuando el mismo ascendió a 800m3 de promedio. Sin embargo, y a pesar de que las condiciones climáticas han sido favorables ya que fueron pocos los días con viento y lluvia, en general no ha sido fácil lograr buenas capturas, las cuales en general han llegado luego de insistir con mucha paciencia, realizando varias pasadas vadeando la orilla en los sectores elegidos.

Teniendo mayores opciones si la pesca la realizo embarcado en balsas o catarraf ya que con el río con mucho caudal es la única forma de hacer llegar nuestras moscas a los sectores correctos.

La presión de pesca, creo influye en el rendimiento de nuestro día de pesca, especialmente los fines de semana cuando el río esta escaso de caudal. En los últimos fines de semana del mes de mayo salieron un promedio de 8 balsas desde el sector de Martínez hasta la bocatoma, recorrido clásico y mas rendidor de fin de temporada, además hay que contar los pescadores que se encuentran vadeando las orillas, a pesar de ello y salvo excepciones se observa que hay mayor conciencia del cuidado del recurso acompañado ello por el excelente trabajo que realiza el cuerpo de guarda faunas de Piedra del águila.

Que en general, que no se hayan capturado muchas marrones no significa que no están, por lo contrario podemos afirmar que en todos los sectores antes mencionados como mas rendidores, estos ejemplares están, ya que los vemos, basta con dejar de pescar y prestar atención al fondo del río mientras se lo flota para apreciar la cantidad de marrones de gran porte que se encuentran pegadas en el fondo. Entonces, porque no toman nuestras moscas? En este sentido es importante destacar que la presión de pesca creo es fundamental, especialmente cuando el río esta con caudal bajo y nuestras moscas llegan fácilmente a los sectores en los cuales se encuentran las marrones, seguramente se deben acostumbrar a verlas y por alguna razón no las toman, salvo excepciones. Además de ello hemos comprobado que cuando el caudal es bajo hay menos capturas que con el caudal alto, uno  puede pensar que se debe a que hay mas transporte de alimento por el lecho del río y se ponen más activas,  aunque sabemos que en época de reproducción las marrones no se alimentan y atacan nuestras moscas en defensa de su territorio, o que se activa su instinto de remontar y se movilizan mas.

Rubén Galetto
Guía de Pesca
Piedra del Águila
Tel: 02942 - 15525816 - 493144

Comentarios (1) Trackbacks (0)
  1. hola queria saber si en el mes de junio se puede ir depesca,soy de buenos aires?muchas gracias


Leave a comment

Aún no hay trackbacks.