7nov/110

Pescando en Patagonia XXI – Inicio de Temporada en el Pichi Leufu

Hola a todos !!
Empezó la temporada de pesca en toda la Patagonia Argentina.
El clima no puede estar mejor para pescar: fresco a la mañana (6-7ºC) y templado durante el día (17ºC). Ventoso como todas las primaveras. Aunque hemos tenido días maravillosos, con mucha calma. Lamentablemente para los ríos la primavera viene muy seca. No sólo para los ríos. También para la gente de la estepa que ya entra en el 6º año de Emergencia Agropecuaria debido a las sequías. Y lamentablemente, el pronóstico extendido habla de un verano bastante seco y cálido. Cosa que tampoco favorece el nivel de aguas en ríos, los cuales -de hecho- están bastante altos para la temporada.

Considerando nuestras obligaciones y tiempo laborales, decidimos ir a visitar el Pichi Leufu, a una hora de viaje desde Bariloche.

Elegimos pescar entre los dos puentes, aunque un poco más cerca del puente de la ruta 23. Como verán en las imágenes, la ceniza del volcán Puyehue-Caulle hizo de las suyas en la zona. No obstante, el río mantiene aguas transparentes, un poco cálidas para esta época.

Llegamos al río hacia las 2 pm. De modo que, de acuerdo a la temperatura del agua, lo razonable resultaba pescar en correderas, buscando peces entre las piedras. No obstante, probamos suerte con pequeñas ninfas lastradas en los flats que este río ofrece y que nos dan siempre buena pesca. Nuestra lectura no fue equivocada. Cero actividad en los flats. Sólo cuando lanzamos en correderas tuvimos actividad. Resulta muy desafiante pescar las correderas, en particular en esta època del año que vienen con mucha agua. Hay que corregir la línea apenas cae al agua. Una vez allí, la fuerza de la corriente no te permite hacer el "mend". La mosca tiende a patinar y elevarse hacia la superficie. Este es el momento en que la truchas toman!! En particular bien cerca del "veril" del río, allí donde el canal empieza a elevarse y comienza la zona poco profunda.

Teniendo en cuenta que la actividad se daba en correderas optamos por pescarlas todas; sin dejar de lado algunos points entre árboles que parecían buenos. Pero, a decir verdad, no nos dieron respuestas. La mayoría de los piques se dieron en zonas de aguas rápidas y con piedras en el fondo. La mayoría de las piezas fueron AI con buenos pesos para el Pichi: entre 0,4 - 1,2 kgs.

Pescamos el río por aproximadamente 2 km, siempre buscando las correderas. Ya eran las 5 pm cuando llegamos a un point que siempre me ha dado buenos resultados. El mismo inicia con una fuerte corredera para seguir en un profundo flat coronado de sauces. Estos árboles actúan como refugio de muy lindos ejemplares de AI ya que el agua pasa por su costado formando un lindísimo y profundo pool. Ese lugar es ideal para pescarlo pero con mucha atención. Hay que probar de lanzar la línea (preferentemente el lider) al medio del mismo, evitando que los peces nos vean (o sea, pescar de rodillas). Probar unos 4 lances cubriendo un angulo de 180ºC. Si no ocurre nada es porque no hay peces allí. Acto seguido, probar en la línea de la espuma, allí donde desaparece la corriente máxima y empieza el pool. Ese punto siempre nos da buenas respuestas. Y esta no fue la excepción. Apenas cayó la línea, corregí un poco y zas!! Una muy linda AI de 600 grs se prendió a la mosca. Muy fuerte pelea: saltó 6-7 veces hasta que la pude traer para apreciarla en detalle y devolverla al agua.

Se sabe que una vez que clavás algún pez en un sitio, si había otros, salen despavoridos en busca de refugio. De modo que considerando la hora, decidimos ir volviendo río arriba. Pero el vicio puede más... Cuando llegamos a la primer corredera donde habíamos pescado probamos unos lances. Ya en el primero se prendió una muy linda que me cortó el 4x que tenía como tippet. Más allá de las maldiciones, probamos unos tiros más y logramos otra AI muy bonita. Después de eso seguimos río arriba con la idea de salir del agua.

Uno propone y la curiosidad dispone... Ya eran las 6 y pico y muy cerca del auto sale una linda corredera. Un poco profunda y pocas piedras en el fondo. De modo que probé los pocket waters que se forma en la costa del frente, sin resultado. No podía creer que "en ese lugar" no hubiera truchas. De modo que me moví 20 metros aguas abajo evaluando el río. Allí empezó la actividad. De hecho, la mejor de la tarde. Probé lanzando bien pegado a la costa del frente buscando en el "barranco". Corregía apenas caía la línea y dejaba derivar. En cuanto la mosca empezaba a subir a la superficie (una Montana #8-10 lastrada) se daban los piques. Tres AI de muy lindo tamaño: entre 500-700 grs. Y la mejor de la tarde: una marronasa de 1,2 kgs aproximadamente, la cual perdí en el último instante, tratando de sacarle una foto en el agua, ya que no quería tenerla fuera del río para no estresarla.

En resumen, si bien no tuvimos oportunidad de pescar con secas en las partes calmas, pescamos muy bien en las correderas y sus salidas. No tuvimos demasiada actividad: cerca de 10 peces. Pero todos de muy buen tamaño para el tamaño del río.

El equipo: caña #4, línea de flote con lider de 9´ terminado en 3x-4x. Ninfas: Ph tail en #14; Montana en #8-10. Todas lastradas.

Definitivamente, el Pichi siempre nos da buena pesca y diversión. Pero hay que aprender a leerlo y pescarlo. A medida que avance la temporada tendremos más actividad en superficie, caracterizando la excelente pesca que este río depara con secas.

Un dato más: si lo visitan, quédense hasta por lo menos las 7 pm. la más linda hora para el río. Por la luz...y la pesca !!!

Hasta la próxima!!

 

 

Eugenio Rivademar
Lagos & Rios
Fishing Adventures

Comentarios (0) Trackbacks (0)

Aún no hay comentarios.


Leave a comment

Aún no hay trackbacks.